El 23 de septiembre de 2020, y producto de la crisis sanitaria, se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, más conocida como la Ley del Teletrabajo. Sin duda, esta es una de las novedades más importantes que marcará la cultura laboral en el Estado Español tras semanas de negociación por parte de Gobierno, sindicatos y patronal. Desde Autonomía Sur queremos destacar algunas importantes pautas a tener en cuenta.

  • No se aplicará a quienes estén trabajando desde casa como medida excepcional por la crisis sanitaria. A estos trabajadores y trabajadoras solo se les aplica lo relativo al abono de los gastos por parte de la empresa.
  • Entrará en vigor en 20 días desde su publicación en el BOE, es decir, a contar a partir del 23 de septiembre del 2020.
  • No afecta a empleados públicos ni personal laboral de administraciones públicas.
  • Se considera trabajo a distancia regular cuando ocupa al menos un 30% de la jornada laboral durante tres meses.
  • Los contratos con menores o de prácticas o formación deberán contar con un mínimo del 50% de actividad presencial.
  • El acuerdo para realizar trabajo a distancia debe ser voluntario, por escrito y reversible. La norma regula los aspectos mínimos que debe recoger el acuerdo (compensación de gastos, horarios, reversibilidad, etc.).
  • La empresa deberá remitir el acuerdo a la representación de los trabajadores y trabajadoras y al SEPE.
  • Se debe realizar una evaluación de riesgos teniendo en cuenta las características de la modalidad de trabajos, especialmente los factores psicosociales, ergonómicos y organizativos.
  • El Decreto Ley establece que los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que aquellos que lo hagan de forma presencial.
  • El horario será flexible pero el empresario puede fijar tiempos de disponibilidad obligatoria.
  • Si ya existía un acuerdo de teletrabajo, esta norma no será de aplicación hasta que no pierda su vigencia.

Al ser una Ley recién publicada, iremos desgranando más detalles teniendo en cuenta el impacto social que puede conllevar el teletrabajo.